martes, 4 de diciembre de 2007

Llamazares anula la asamblea de EU que designó candidato a Montalbán

Izquierda Unida exige un proceso de primarias para elegir los cabezas de lista

MIGUEL OLIVARES - El Pais,Valencia - 04/12/2007

La Comisión de Garantías de Izquierda Unida decidió el domingo en Madrid anular la asamblea electoral celebrada hace dos semanas por Esquerra Unida del País Valencià que designó a Antonio Montalbán, Miguel Ángel Pavón y Concha Amorós como cabezas de lista al Congreso por Valencia, Alicante y Castellón en las próximas generales. Izquierda Unida estima que las diferencias en los censos de militantes usados en la Comunidad Valenciana para el proceso de primarias que eligió a Gaspar Llamazares como cabeza de lista al Congreso por Madrid y el censo a partir del cual se constituyó la asamblea electoral de Esquerra Unida revelan "una irregularidad". Más de mil militantes sobre un total de 3.600 fueron suprimidos en el censo previo porque no estaban al corriente del pago de sus cuotas.

Marcos y Navarro dicen desconocer la resolución del comité de garantías

La decisión del comité federal de garantías se produjo horas después de que Llamazares fuera aclamado como candidato al Congreso por Madrid por el Consejo Político de IU sin ningún voto en contra, algo inédito en la formación de izquierdas. El aval del 62,5% de los militantes de IU que participaron en las elecciones primarias celebradas hace tres semanas resultó incontestable. En su intervención, Llamazares se mostró dispuesto y, sobre todo, autorizado, para elaborar un programa electoral abierto al que invitó a participar a otras formaciones de izquierda alternativa o nacionalista y a grupos vinculados a "sectores emergentes" como ecologistas, pacifistas o feministas.

El discurso de Llamazares choca con la apuesta de la actual dirección de Esquerra Unida, dominada por sectores afines al Partit Comunista del País Valencià, que optó por el histórico secretario general de CC OO, Antonio Montalbán, como cabeza de cartel por Valencia. Marga Sanz, secretaria general del PCPV, fue precisamente la rival de Llamazares en las elecciones primarias de Izquierda Unida.

Glòria Marcos y Ricardo Sixto, coordinadora y secretario general de Esquerra Unida, aseguraron ayer desconocer los términos de la resolución del Comité de Garantías federal. "No tenemos ninguna notificación oficial", dijo Sixto. Ambos sugirieron que la impugnación de la asamblea de Esquerra Unida debería haberse abordado previamente en la federación valenciana "con audiencia a las partes". Y subrayaron que el órgano federal no ha concedido esa audiencia a los actuales responsables de Esquerra Unida.

Isaura Navarro, única diputada de Esquerra Unida en el Congreso por Valencia y firmante de una de las impugnaciones de la asamblea electoral, evitó cualquier comentario con el mismo argumento. "Todavía no tengo la resolución", aseguró.

Un portavoz de Izquierda Unida dijo que "el proceso administrativo" que entraña el traslado a las partes de la decisión del comité federal de garantías puede demorarse "uno o dos días".

Pero un portavoz de Iniciativa pel País Valencià, bloque que aglutina a los críticos con la dirección de Esquerra Unida y que ha solicitado su consideración como partido en el seno de la coalición de izquierdas, reclamó la dimisión de Glòria Marcos y Ricardo Sixto para dejar en manos de una gestora un proceso de primarias para elegir a los compañeros de Llamazares por la Comunidad Valenciana en las elecciones generales.

La intervención de Llamazares aboca a la formación de izquierdas en la Comunidad Valenciana a una ruptura anunciada. La división en el seno del grupo parlamentario de Compromís en las Cortes Valencianas fue solo el primer episodio de una batalla que cobra nueva dimensión ante las próximas generales. Iniciativa y el Bloc tenían previsto anunciar sus propios candidatos a las generales el próximo día 15.

1 comentario:

Vinalopó dijo...

Supongo que desde Projecte Obert os posicionareis en contra de esta resolución que, de hecho, es antiestatutaria y viola la federalidad de IU en general y la soberanía de EUPV en particular. Conociendo a Ribó y Botella tengo por seguro que no podreis apoyar esta iniciativa autoritaria más propia del pasado Stalinista que de un representante de la izquierda moderna.